Glydant… Una combinación poderosa

Glydant… Una combinación poderosa

Como apreciamos hace algunas semanas, una de las aplicaciones de las hidantoínas era en desinfección para albercas, sistemas de tratamiento de agua e incluso spa’s, e iba acompañada de bromo y cloro.

Esta vez hablaremos de la misma manera de las hidantoínas, pero en un rubro completamente diferente al cuidado de albercas: los productos de cuidado personal. Y sobre todo, de una mezcla poderosa que nos ayuda a conservar nuestros cosméticos, cremas, y otros productos en esta rama.

Recordemos un poco la función de las hidantoínas. En sus características físicas, la DMDM hidantoína es un polvo blanco cristalino. Este compuesto químico es un conservador que actúa como donador de formaldehído, lo cual previene y retarda el crecimiento bacteriano, por lo que protege los cosméticos a los que se aplica. Cuando se usa individualmente, lo podemos encontrar en shampoos, acondicionadores de cabello, productos de cuidado de la piel, humectantes, productos para el baño, y bases de maquillaje.

En cuanto a la seguridad del material, ésta ha generado mucha controversia. Ya que actúa como donador de formaldehído, su seguridad para la piel y la salud de los usuarios ha sido fuertemente cuestionada. Esta cuestión ha sido investigada por el Panel de Expertos del Cosmetic Ingredient Review, y han concluido en base a la información disponible y las concentraciones usadas de este material, que no hay peligro significativo y que se absorbe en nulas cantidades a través de la piel, por lo que es seguro para usarse.

Por otro lado, el yodopropinil butilcarbamato es un conservador ampliamente reconocido en el mundo. Principalmente se utilizaba como conservador en la industria de la madera y las pinturas, sin embargo, se utiliza ahora en el área de cuidado personal. Se conoce como IPBC y es un polvo blancuzco que contiene yodo. También ayuda a retardar y prevenir el crecimiento bacteriano, principalmente de hongos, y funciona en mezclas con otros conservadores para generar una fórmula sinérgica de amplio espectro. En cuanto a su seguridad, este producto puede ser comedogénico, por lo que se ha limitado su uso a concentraciones máximas de 0.02% en productos rinse-off, y de 0.01% en productos leave-on, y no debe ser utilizado en productos en aerosol. En desodorantes, su concentración es de 0.0075% en peso de la formulación.

De esta combinación surge el Glydant Plus, en sus versiones líquida y granular. Este producto presenta la ventaja de contener al germicida (DMDM Hidantoína) y al fungicida (IPBC) en una sola fórmula, lo cual hace que no sea necesario incluir conservadores adicionales. Además, su uso es muy bajo en las formulaciones, por lo cual es rentable. Por otro lado, es muy estable en amplios rangos de pH, temperatura y a la luz del sol y no imparte color ni olor adicional a la fórmula. Se encuentra reconocido y aprobado para su uso en Japón, la Unión Europea y Estados Unidos. Y es compatible con prácticamente todas las materias primas necesarias para la elaboración de cosméticos.

En cuanto a las presentaciones, se puede utilizar la versión concentrada, que es en forma granular o en solución. Es importante tomar en cuenta las concentraciones indicadas por las regulaciones internacionales para su uso, así como las leyendas que deben ser tomadas en cuenta para estos materiales. Cumpliendo con esto, podemos confiar en que estamos utilizando un conservador altamente efectivo para su uso y por otro lado, que estamos garantizando la seguridad para nuestros usuarios.

Es así como se puede observar una acción sinérgica de estos materiales para crear conservadores que presentan baja toxicidad, alta rentabilidad y una cobertura de amplio espectro.